Identidad Escolapia

 

“Nuestros Centros educativos ofrecen una educación impregnada en las raíces carismáticas de la intuición educativa de José de Calasanz y de la visión profética de Paula Montal que quiso brindar esta educación integral a la mujer y, así, revitalizar la identidad y misión propia de la familia”.

ORIGEN Y FINALIDAD DE LA MISION ESCOLAPIA

José de Calasanz, en el siglo XVII, con visión de futuro, descubre en la educación de los niños y jóvenes el medio más eficaz para la reforma de la sociedad y crea una escuela nueva, primer modelo en la historia de educación popular, integral y cristiana. “Piedad y Letras” se integran en la mente y en la praxis pedagógica de Calasanz y sus seguidores. Paula Montal se encuentra con la escuela de Calasanz y, sintiéndose identificada con ella, da a sus escuelas, ya iniciadas y pensadas para la mujer, una impronta carismática propia enriquecida con el estilo escolapio.

Paula Montal, al igual que Calasanz, para dar continuidad a su obra, funda en 1847 la primera Congregación femenina con dedicación exclusiva a la educación de la mujer. Así logra una institución religiosa injertada totalmente en la obra de José de Calasanz. Su proyecto fundamental “Salvar las familias enseñando a las niñas el Santo Temor y amor de Dios” se complementa con el lema calasancio al que incorpora la mujer y la familia.





¡Tu navegador no está actualizado!

Actualiza tu navegador para ver este sitio correctamente. Actualizar ahora

×